Los Dientes

Están sucediendo muchos cambios muy juntos, muy seguidos, en este tiempo. Los siete años están siendo de muchas muertes simbólicas, de desapego y de autodeterminación. 

 

Esta fue la última trenza de siete años creciendo. Y ahora no paran de caerse dientes. Me he dado cuenta de algo en el proceso. El primero intervine pero los dos siguiente feché un paso atrás y ha sido ella quien los ha desprendido. 

 

Nut necesita ir muy lenta. 

Yo aprender a respetarlo. 

 

He estado con ella y me he visto a mi misma queriendo ir más rápida y tirarle. Pero me he visto a mi misma decirme, quédate quieta, porque el diente es suyo y tú quiere que ella sea dueña de sus procesos, sus ritmo y su deseo. No te metas Pilar, tu eres una espectadora, tú miras y ella lo mueve, si quiere, cuando quiera. 

 

Nut me dijo que sentía mucho miedo. Se ha mirado y regocijado en su lectura. Ha tenido dos días el diente medio caído, hasta se lo encajaba como un puzzle para que no se cayera, se le ha ido secando la sangre y la raíz, hasta que con esa suavidad con la que lo acariciaba se desprendió. 

 

Sus ojos se iluminaron.

Siendo su proceso suyo.  

 

Suyo, solo suyo. 

Ella con ella. 

 

Acompañar su manera, 

me hace aprender mucho. 

Estar presente. 

 

Comprendo cada vez más la energía de libra y la belleza del respeto al espacio individual y compartido. 

 

En los acuerdos y en las diferencias. 

 

Pido perdón, por todas las veces que no he sido respetuosa y e invadido. Levanto mi deseo de estar más atenta. 

 

_nuestro lugar en las relaciones_

 

Luna llena, lunación de libra. 

 

Flores, 

Pilar 

Los Dientes
Scroll hacia arriba